LA HISTORIA DE BOBUX

Nuestra visión

En Bobux queremos que los niños crezcan libremente y desarrollen unos pies sanos para toda la vida.

Por esta razón, todo lo que hacemos en Bobux viene de la comprensión y el amor de los pies más pequeños. Es un hecho probado que durante los primeros 5 años de vida, los pies sufren muchísimos cambios. Necesitan espacio para crecer y fortalecerse, flexibilidad y posibilidad de desarrollarse de forma natural.

Y la mejor forma de promover la salud de los pies es permitiendo que los niños gateen, caminan y corran descalzos. Esto les permite adquirir equilibrio, coordinación y una buena postura.

El zapato debería proveer a los pequeños pies una simple protección para las superficies del día a día pero nunca restringir su libertad de crecimiento. Nada es más importante que unos zapatos que permitan el movimiento y desarrollo natural del pie.

En las dos últimas décadas, Bobux ha reconocido que andar descalzo (barefoot) es la forma más natural para el desarrollo del pie. Trabajamos cada día con esta filosofía para crear zapatos que imiten la libertad de ir descalzo. Por eso, trabajamos con expertos en calzado y podólogos para poder utilizar siempre técnicas y materiales innovadoras. Cada gama de Bobux, tiene atributos específicos que promueven el movimiento natural del pie.



Nacidos en Nueva Zelanda

Muchas veces los mejores descubrimientos están ante nuestros ojos y sin duda fue el caso de losfundadores de Bobux, Chris y Colleen Bennet.

Bobux Nueva Zelanda

Cuando su pequeña hija Chloe tenía 9 meses, no paraban de perder zapatos ya que siempre se le caían o se los quitaba. Pero las únicas opciones que encontraban para evitarlo eran zapatos con suelas muy rígidas con los que la pequeña no estaba contenta.

“Miramos muchísimo pero todas las opciones nos parecían restrictivas e incómodas para Chloe ya que veíamos la dureza de los materiales  y lo poco flexibles que eran por lo que podían dañar sus pequeños pies. Por eso decidimos diseñarle nuestros propios zapatos – muy al estilo neozelandés!” – dice Chris.

“Por supuesto sabíamos que el algodón no era el más durable de los materiales y por eso decidimos utilizar piel y ante en su lugar. Y para asegurarnos de que no se caería del pie de Chloe, pensamos en un sistema elástico para la zona del tobillo. Así acababan de nacer los Bobux Originals”.

Lo que no se imaginaban Chris y Collen era la cantidad de padres que se enamorarían de los zapatos hasta llegar al negocio internacional que tienen hoy.

“Somos todavía un negocio familiar. Nuestros distribuidores, agentes, personal y todo el mundo implicado en Bobux es parte de lo que nos gusta llamar nuestra extensa familia. Para nosotros tiene sentido: fue nuestra necesidad como familia encontrar el zapato adecuado para Chloe lo que hizo que hoy estemos por todo el mundo, creando una gama de calzado que ayuda realmente a la salud de los pequeños pies”.



Pequeños pasos

Además de querer ayudar a los niños a disfrutar de sus pequeños pasos, también estamos convencidos de trabajar para reducir nuestras huellas medioambientales. Los pequeños pasos serán un día grandes zancadas así que proteger el mundo para las futuras generaciones, juega un rol muy importante en nuestra filosofía.

Nuestras prácticas de trabajo, diseño y desarrollo de producto, materiales y packaging están realizados bajo una filosofía eco-friendly, pensando en el futuro.

Garantizamos:

  • Seguridad natural para los más pequeños.
  • Nunca utilizamos metales o plomo.
  • Todos los tintes utilizados son naturales hechos con pinturas al agua.
  • Los test confirman la no presencia de ninguna sustancia dañina en nuestros productos.
  • Todos los test se llevan a cabo por entidades acreditadas e independientes.
  • Cada envío se comprueba y se revisa antes de ser enviado.
  • Todos los productos están realizados siguiendo las  más estrictas normativas  de seguridad.



¡UN PASO ADELANTE!

¡Amamos los pies de los más pequeños!

Asegurarnos de que los pies los niños están sanos es lo más importante para Bobux. Nuestro objetivo es ofrecer lo mejor para el inicio de sus vidas.

Pies sanos



Conocer la diferencia

¿Podrías reconocer un pare de pies sanos si los ves? Hoy, el 90% de la población occidental tiene pies deformados asociados a problemas de salud. Los pies nacen para desarrollarse de forma natural y éstos son los que tendrán tobillos fuertes y músculos flexibles. Tendrán una excelente postura y caminarán con una pisada natural.

Desafortunadamente, la mayoría de los pies se han desarrollado dentro de formas anti naturales debido al calzado que restringe el desarrollo natural del pie. Bobux trabaja a consciencia para solucionar este tipo de problemas.



Ir descalzo es lo mejor para los niños

Ir descalzo debería ser imprescindible para los más pequeños. Los pies que están en crecimiento necesitan la mayor libertada para que los músculos se fortalezcan, los dedos del pie se desarrollen y se agarren así como para que los huesos se solidifiquen en una posición natural. Y la única manera para que esto pase es andar descalzo la mayor parte del tiempo posible, especialmente en los primeros años de vida.

Dales el mejor inicio posible – déjales andar descalzos lo máximo posible.



Escoge zapatos que simulen el caminar descalzo

Suelas BobuxEl mejor regalo que les puedes hacer a tus hijos es que tengan unos pies sanos. Déjalos andar descalzos el mayor tiempo posible. Sabemos que eso no es práctico ni fácil en la vida actual por eso cuando vayas a escoger unos zapatos asegúrate que el calzado imita los beneficios que tu hijo experimentaría caminando descalzo.

Todos los Bobux Originals, de suela blanda, han sido diseñados para maximizar los beneficios de la moción natural y la sensación de ir descalzo.

Aquí puedes ver todos los modelos disponibles y asegurarte de que escoges un zapato que permitirá a los más pequeños desarrollarse de forma natural.



Nuestra experta te cuenta

Experta BobuxNuestra experta en calzado Jana Buch nos ofrece insights y trucos sobre qué es necesario para los pies más pequeños.

“Es importante para los padres saber que los zapatos rígidos o estrechos pueden causar daño en los pies de los niños, expuestos potencialmente a sufrir problemas de salud a corto o a largo plazo”.

Una forma correcta es lo más importante. Solo sobre esta base se puede hacer una buena elección del calzado adecuado. También es vital tener en cuenta que los pies de los niños no son los mismos que los pies de un adulto. Y por eso el calzado debe ser diseñado para seguir y cumplir el desarrollo del pie.

  • Ir descalzo es la mejor opción hasta que los niños empiezan a caminar, pero si se necesita protección, los Bobux de suela blanda, actuarán como una segunda piel. Permiten el libre movimiento del pie y provee de calidez.
  • Una vez los niños pasan a la fase de gateo, su calzado debería cambiar adaptándose a su nuevo propósito: la flexibilidad es primordial
  • Los caminantes necesitan ya una mayor protección y soporte para caminar en exteriores. Estos primeros zapatos debería asegurar el tobillo y tener el suficiente espacio en la parte frontal para permitir el libre movimiento del pie.

Los bebés y los niños pequeños experimentan brotes de crecimiento repentinos por lo que recomendamos siempre comprobar el tamaño de sus zapatos regularmente (aproximadamente cada dos semanas). Es fundamental que los niños utilicen el tamaño correcto para asegurar que el pie puede desarrollarse sin restricciones.

Como padres, en Bobux creemos que los padres son la mejor persona para decidir cómo calzamos los pies a nuestros hijos. Somos conscientes que hay mucha información científica confusa sobre los beneficios de caminar descalzo pero si tienes pruebas, entenderás la importancia de escoger los zapatos que permiten al pie de los más pequeños desarrollarse de manera natural. La mayoría de los zapatos actuales no aportan la libertad que necesitan. Nosotros llevamos 20 años trabajando para pode ofrecerte una alternativa mejor.



Recomendados por profesionales y padres

Todos los Bobux han sido reconocidos oficialmente por la prestigiosa Asociación Médica de Pediatría de EEUU como contribuyentes a mejorar la salud de los más pequeños. Bobux ha sido galardonada con su prestigioso sello de aceptación por sus gamas de Suela Blanda, Pre-Walk, Step Up y I Walk porque tienen atributos beneficiosos para promover la salud del pie de los niños. Estos atributos incluyen suelas totalmente flexibles, piel transpirable de calidad superior,  hormas anchas, formas ajustables y diseños que imitan la forma de desarrollo del pie de un niño.Sellos



HECHOS PROBADOS Y FALSOS MITOS

Los pies de los niños no son como los de los adultos

Tu bebe nació con dos pies, diez dedos e inicialmente sólo 26 huesos. Estos huesos se irán haciendo más grandes, fuertes y capaces de soportar el peso durante toda la vida ya que al principio son blandos, débiles y moldeables.

A medida que el bebé va pasando por las mágicas etapas de sentarse, gatear, caminar y hasta correr de forma confiada, sus pequeños pies cambian drásticamente. Cuidados de la forma correcta, sus pies serán libres de desarrollarse naturalmente y cuidarles durante toda la vida.

Desafortunadamente, no puedes hacer un zapato de adulto y ajustarlo a una talla pequeña – eso dañaría los pies para siempre. Bobux entiende las necesidades de los pies pequeños y por este motivo sólo trabajamos tallas pequeñas.

Nervios

El pie es la parte del cuerpo con más terminaciones nerviosas,  más de 200.000. Teniendo en cuenta que el 70% de la información que llega al cerebro está relacionada con las terminaciones nerviosas de los pies, cuanto más pueda sentir el niño el suelo, mejor será la habilidad de su cuerpo para balancearse y caminar correctamente. Los zapatos flexibles con finas suelas como Bobux, permiten una máxima conexión sensorial con tu las necesidades de desarrollar una percepción sensorial en sus pies.

Huesos

Los bebés nacen con huesos casi de gelatina que se van formando y fortaleciendo con el paso del tiempo. ¿Recuerdas las historias de vendar los pies en china? Este es el ejemplo más extremo que muestra cuán moldeables son los pies de los bebés. Poner restricciones o zapatos poco que no se ajusten a la forma del pie puede tener el mismo efecto que vendarlos ya que forman el pie de forma antinatural.

Músculos

El ejercicio es vital para asegurar un desarrollo fuerte de la musculatura. Un niño necesita ejercitar sus pies a través de actos naturales como girar, agarrar o doblar el pie. Permitiendo a los pies moverse como si estuvieran descalzos permite obtener estos beneficios aunque la mayoría de veces son necesarios los zapatos para una mayor protección.

Sudoración

Sí, los pies de los niños pueden llegar a oler mucho! Sudan el doble que los pies de muchos adultos y por eso es tan importante permitir que respiren. La piel respira por lo que es la mejor opción para el crecimiento de los pies. La piel es además suave y flexible, asegurando que los pies no están restringidos ni en una forma poco natural.

Circulación

Muchos padres se preocupan de que los pies de sus pequeños puedan enfriarse si nos los tapan los suficiente. Lo contrario es lo correcto. Un niño que va descalzo o lleva un zapato flexible tiene mejor circulación y sus pies se mantienen calientes de forma natural.

Empeine

Cuando los pies están presionados por el calzado, éste no permite la propagación de los dedos y los pies empiezan a dar vuelta hacia el exterior para tratar de conseguir estabilidad. Después, los niños aprenden a caminar de manera incómoda utilizando el empeine para hacer fuerza en lugar de utilizar sus dedos. El resultado es empeines caídos.

Falsos Mitos Bobux



ESCOGER UN BUEN ZAPATO

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de escoger un buen calzado?

Flexibilidad: hay que escoger una suela que sea lo más flexible posible. Esto permite la moción natural además de permitir que las más de 200.000 terminaciones nerviosas tengan la habilidad de sentir la superficie – importantísimo a la hora de desarrollar el equilibrio y la estabilidad.

Longitud: con el niño de pie y el zapato puesto, tiene que haber un dedo de un adulto de espacio entre el final de los dedos y el zapato. Os aconsejamos mirarlo bien ya que muchos niños suelen encoger los dedos y da la impresión equivocada de que tienen suficiente espacio.

Horma ancha: los dedos deben tener espacio suficiente en el zapato. La forma del zapato debería reflejar la forma natural del pie del niño, redondo y ancho. Esto significa que los dedos no estarán pegados y que tienen espacio suficiente para moverse. Esta es una de las características más importantes a la hora de escoger un zapato y que muchas veces pasamos por alto.

Forma del talón y tobillo: hay que asegurarse que siempre que compremos un zapato a un niño quede ajustado por debajo o por encima del hueso del tobillo, nunca sobre éste ya que restringe el crecimiento natural del mismo. El ajuste del talón es el único lugar del pie que necesita estar más asegurado, pero sólo lo suficiente para asegurar que el zapato no se salga. Es importante comprobar que los pies pueden doblarse y flexionarse dentro del zapato.

Seguridad: también es importante escoger calzado hecho de material seguro. Todos los zapatos de Bobux están hechos con cuero de la mejor calidad ecológica y cumplen con las estrictas normas internacionales en seguridad de juguetes.



Los delicados pies pequeños

Los pies de los niños son muy diferentes de los pies de los adultos –son más anchos en la parte de los dedos, más estrechos en el talón y el arco interior está forrado con tejido graso. También hay grandes diferencias en los huesos, que son suaves como la gelatina. Y por eso no es sorprendente que los pies pequeños sean tan vulnerables.

Desde recién nacidos hasta los cuatro años, los pies pequeños pasan por una serie de cambios. El tejido graso presente en el arco interior se ejercita con el movimiento, los huesos pequeños empiezan a formarse y a endurecerse y los músculos aprenden a agarrarse al suelo. En cambio e increíblemente, los 26 huesos y las 36 articulaciones no están completamente formados hasta los 13 años de edad!.

Debido a que los pequeños pies inician su vida siendo tan delicados y flexibles, necesitan máxima flexibilidad para el desarrollo natural del pie. Los calcetines ajustados, las suelas rígidas o materiales duros que no permiten la movilidad, pueden obstaculizar el desarrollo saludable del pie.



LA GAMA BOBUX

La Madre Naturaleza tenía razón; ir descalzo es la mejor opción para los pies que están creciendo. Pero es evidente que no es una opción práctica en el mundo actual. Por eso Bobux es la opción.

Siguiendo las leyes de la naturaleza, los zapatos de Bobux dejan que los pies se desarrollen sin restricciones.

Trabajamos siempre con especialistas en el desarrollo del pie y también con podólogos para crear el zapato correcto. En cada etapa del crecimiento, desde el gateo hasta el experto caminante, hay diferentes características que se deberían tener en cuenta en los zapatos de los niños. Son las pequeñas cosas que hacen que Bobux marque la diferencia.

Recién Nacidos (new-b)

New-b

Ligeros

Diseñadas con estilo y una ligereza extrema que permite patear y contonearse.



New-b

Transpirables

Cuero suave que respira y se amolda al pie del niño creando una regulación de temperatura natural para una comódidad superlativa.



New-b

Seguras y adaptables

Diseñadas para adaptarse a la forma triangular del pie de un recién nacido, permitiendo su desarrollo y movimiento natural.



New-b

Suaves y curosas con la piel

Piel suave testada con los estándares de más alta seguridad, un tacto gentil y protector para los pies delicados.



Suela Blanda (originals)

Originals

Forma Anatómica

La piel suave respira y se adapta a los pies del niño/a para que pueda jugar y crecer de forma natural, sin restricciones. Las suelas blandas proporcionan mayor protección dentro de la casa, comodidad y calor.



Originals

Antideslizantes

Nuestra suela de terciopelo antideslizante ayuda a los pies pequeños a ganar estabilidad y agarre.



Originals

Coloristas

Nuestros divertidos y coloridos diseños están pensados para estimular las pequeñas mentes cuando empiezan a captar la primera información visual. Es como tener un juguete móvil al final de sus piernas.



Originals

Flexibles

La suela blanda dota nuestros zapatos de una flexibilidad total y natural, además se incluye una banda elástica en el tobillo para asegurar su estabilidad.



Primeros pasos (step up)

Step up

Forma Anatómica

La gama step up está diseñada con hormas que reflejan la particular anatomía de los pies de los primeros caminantes. Se acomoda a la forma redonda de los pies y permite el crecimiento sin restricciones en esta etapa clave del crecimiento.



Step up

Flexibles

La gran flexibilidad y la ligereza de las suelas proveen de protección y duración a los primeros caminantes en el arte de los primeros pasos tanto en interior como en exterior.



Step up

Cómodos y ajustables

Se abren totalmente para que puedan ponerse fácilmente y se ajusten a la perfección a los pies más pequeños.



Step up

Durabilidad y agarre

Suelas de goma para asegurar la durabilidad, protección y estabilidad extra que necesitan los niños/as en sus primeros pasos, tanto dentro como fuera de casa.



Caminantes (I-walk)

I-walk

Forma Anatómica

Una forma natural se consigue utilizando un zapato que emule la anatomía única del pie de un niño. De esta forma se crea un agarre seguro en el tobillo y el talón, con espacio para el crecimiento y el movimiento de la parte frontal del pie.



I-walk

Flexibilidad natural

Las suelas de las I-walk tienen múltiples puntos de flexión alrededor del pie, esto asegura la máxima elasticidad en la zona de flexión que lo acomoda en su fase de crecimiento.



I-walk

Cómodos y ajustables

Nuestros zapatos se abren totalmente permitiendo un acomodo fácil y ajuste a medida de cada pie.



I-walk

Flexibles

Suelas de goma para asegurar la durabilidad, protección y estabilidad extra que necesitan los niños/as en sus primeros pasos, tanto dentro como fuera de casa.